La oferta que el mercado de colchones ofrece es amplia, y no siempre tenemos claro cuál nos conviene más. Es importante saber cómo elegir un colchón que necesitas para cumplir factores como la edad, la condición física, la altura, el peso, la postura, la temperatura, la sensibilidad de la piel y la elasticidad ósea, entre otros factores que determinantes para elegir el mejor colchón.

No pasamos la mayoría de nuestra vida durmiendo pero sí pasamos un buen tiempo acostados, por lo que el colchón ideal debe usarse para evitar molestias en el cuerpo y para lograr el mejor descanso.

¿Cómo elegir un colchón sin saber mucho del tema?

Los modelos más comercializados son los de muelles bonnell y los de espuma. Los primeros son logran diferentes grados de firmeza y adaptabilidad gracias a la incorporación de sucesivas capas de acolchado. Bilox ® oferta los colchones XXL MEDIC Y los colchones TWINS.

El XXL MEDIC tiene una composición especial de tejido strech, viscoelástica de 1,5 cm, viscogel de 1,5 cm y muelle bonnell extrafirme. Es un colchón ergonómico, transpirable y de alta durabilidad así como hipoalergénico y antiácaros. Además de poseer doble cara: verano / invierno.

Otro de los tipos de colchones de nuestra categoría muelles bonnell es el modelo TWINS de Bilox ®. Otra oferta de nuestra marca que debes conocer para saber cómo elegir un colchón. Este modelo está elaborado con tejido strech ideal, para el descanso, es viscoelástico en ambas caras, ergonómico y transpirable. Tiene alta durabilidad y es hipoalergénico y antiácaros. Además, posee sobre cara: verano / invierno.

¿Buscas un colchón de muelle bonnell? Mira nuestro modelo XXL MEDIC, se adapta perfectamente a tu forma de dormir.

Uno de los factores fundamentales para saber cómo elegir un colchón es la forma de dormir de las personas que se acostarán en él cada noche. Aquí mencionaremos tres posturas básicas que debes tomar en cuenta.

Los colchones de muelles bonnell son ideales para personas que duermen boca arriba, ya que necesitarán un colchón bastante firme, que les refuerce en la zona de la nuca y en la base de la columna, de modo que esta no tienda a deformarse generando malas posturas.

Los que duermen de lado y se mueven mientras descansan, requerirán un colchón para su necesidad, que tenga firmeza media y que no permita que el cuerpo adopte malas posturas, que se adapte a la estructura de las caderas y hombros. Estas personas que se mueven mucho precisarán de un colchón de una relativa firmeza pero no excesiva, ya que al voltearse pueden provocarse malos gestos si el colchón es muy duro. También precisarán de adaptabilidad en el relleno, ya que el colchón debe amoldarse a las distintas posiciones que va tomando el cuerpo en su rotación.

En este sentido, también existen las personas que en cambio se mueven poco, ellas pueden optar por colchones firmes, siempre según su posición de sueño, así como por materiales menos adaptables, que reaccionen rápidamente, volviendo tras la presión del cuerpo a su posición original.

Y, para aquellos que duerman boca abajo precisarán de un colchón más blando que no les genere riesgos de sufrir malos gestos en la zona del cuello o en la torsión media de la columna.

Para saber cómo elegir un colchón debes saber qué tipo de colchones existen. En esta ocasión mencionaremos a los colchones de muelles.

Colchones de muelles: ¿cómo elegir un colchón a tu medida?

Aunque puedan sonar antiguos, los colchones de muelles tienen un amplio desarrollo tecnológico que no los hace desmerecer frente a otras tecnologías y materiales y son claves para el buen descanso. En general se caracterizan por un rápido retorno a su posición inicial, aunque la firmeza puede variar según el método. Hay tres tipos principales de colchones de muelles, los de hilo continuo, los de muelles embolsados y los bicónicos.

  • Los de hilo continuo forman un entramado único de muelles que mantienen la estructura como una férula. Son recomendables para personas que duerman solas porque son firmes sin llegar a ser rígidos, pero no tanto para camas de matrimonio.
  • En tal caso pueden resultar más acertados los colchones de muelles embolsados, ya que cada muelle es independiente y mantiene la firmeza sin afectar al conjunto ,y sin que la presión en otra zona del colchón los condicione.
  • Finalmente los bicónicos son un punto medio entre los dos sistemas antes citados, con muelles individuales de doble cono, pero ligados en una sola estructura.

¿Todavía tienes dudas sobre qué colchón es el indicado para ti? Revisa aquí nuestra categoría de colchón muelles ensacados

En definitiva, hay algunos factores que hay que tener en cuenta al momento de comprar un colchón. Factores principales y básicos que pueden ayudarte a decidir: apoyo, confort y firmeza.

  1. Apoyo: necesitas un colchón que te sostenga en una posición adecuada de la cabeza a los pies, para que no despiertes con dolor de espalda.
  2. Confort: es mejor que el colchón no presione tu cuerpo, ya que causa mareos y entumecimiento, lo que significa que te levantarás cansado.
  3. Firmeza: el colchón debe sentirse cómodo nada más tumbarse, sin notarlo duro ni blando.

Teniendo en cuenta estas características, estarás listo para elegir un colchón en condiciones para tu perfecto descanso.