Aunque en invierno solemos hacer todo lo posible por entrar en calor, lo cierto es que para dormir cuando hace frío la temperatura más conveniente es de 18º C. ¿Cómo lo conseguimos? ¿Cómo dormir bien en invierno? Te entregamos algunas recomendaciones a continuación.

Las temperaturas comienzan a descender y la calidad del sueño suele verse afectada. Para conseguir un sueño reparador es momento de añadir algunas mantas en la cama además de tener cerca un buen pijama. Los mejores, sin lugar a dudas, son los térmicos pero también puedes utilizar un pijama de algodón grueso que si no eres una persona tan friolera también puede servirte perfectamente.

Desde los meses de otoño, octubre y noviembre principalmente, nos apresuramos poniendo muchas mantas en la cama y calcetines para que no se enfríen los pies; para algunos esa es la fórmula efectiva para conciliar el sueño. Tampoco dudamos en encender la calefacción o pasar la mayoría del tiempo escuchando música bajo el nórdico. Sin embargo, ¿es bueno esto al dormir cuando hace frío?

 

La temperatura perfecta para dormir bien

Permanecer con más de 15 °C de temperatura ambiente en nuestra habitación por más de 20 minutos o durante toda la noche, no es bueno para nuestra salud. Si queremos mantenernos en buena forma física y descansar como corresponde con un sueño profundo, la sensación térmica en la habitación debe estar templada. Así también mantendremos nuestra frecuencia cardiaca en orden y controlada.

Bajo esa premisa, si la temperatura ambiente se mantiene entre los 15 y los 19 °C, al organismo le es más fácil despertarse por las mañanas y mantenerse activo todo el día. Por el contrario, si hace mucho calor en la habitación, empezamos a transpirar, a tener sed y no soportamos el contacto con las sábanas, nos volvemos más soñolientos y aletargados por la falta de sueño profundo que sufrimos durante toda la noche.

En general tanto el calor como el frío se deben controlar para evitar el trastorno del sueño:

  • Cuando las temperaturas son superiores a los 26 °C, ya sea porque es verano o porque hemos encendido la calefacción, el cuerpo transpira para refrigerarse. Los vasos sanguíneos se dilatan, aumenta la circulación y quizás tengamos dificultad para conciliar el sueño. Esto se debe a que el cerebro está “ocupado” en ayudarnos a reducir el calor.
  • Por el contrario, si hay menos de 12 °C en la habitación o no tenemos suficientes mantas y abrigo, la mente también estará en alerta, pero para aumentar la temperatura corporal. Es probable que experimentemos temblores y los poros se abran.

 

Consejos para dormir bien durante el invierno

En realidad nuestro estilo de vida en cada una de las estaciones cambia, muchas veces sin darnos cuenta, pero sucede. Incluso el efecto del alcohol se presenta de manera distinta cuando dormimos. Los estudios de ciencia y tecnología reconocen ciertos consejos para dormir bien durante el invierno así evitaremos trastornos como la apnea del sueño o la parálisis del sueño. Al final lo que queremos conseguir es dormid bien y conseguir que nuestro reloj biológico no se altere.

  1. Revisa tus hábitos cotidianos para hacer cambios. Por ejemplo, si tienes dificultades para conciliar el sueño por la noche, entonces, es mejor que suprimas la siesta de tu agenda.
  2. Date un baño caliente antes de ponerte el pijama es un buen medio para relajarte y sentirte mejor físicamente.
  3. Es básico que evites encender el ordenador por la noche y que optes por actividades relajantes a partir de las 8 de la tarde. Por ejemplo, puedes ver una película en la televisión o leer una revista.
  4. Cuanto más regulares sean tus horarios cada día mejor porque el cuerpo necesita adaptarse a unas costumbres concretas.
  5. Aunque parezca un aspecto superficial es muy importante que la habitación esté ordenada ya que el orden externo es base del orden interno. Tener una habitación cómoda y confortable propicia el buen descanso nocturno.
  6. Los niveles de estrés también se reducen gracias a la práctica de deporte y ejercicio físico. Por ello, hacer deporte de forma regular es un buen remedio para prevenir los problemas de sueño.
  7. Las cenas tienen que ser ligeras y debes dejar que pase una media de dos horas entre el final de la cena y el momento de ir a dormir.
  8. Evita la costumbre de leer libros en la cama o de escuchar la radio.
  9. No es bueno tener muchas mantas en la cama porque el exceso de calor dificulta el sueño. Por ello, revisa la temperatura de la habitación.
  10. Es importante comprar los mejores productos para tu descanso, desde el colchón indicado hasta la almohada perfecta. Todo aporta para dormir bien.

 

Elige bien tu colchón para dormir bien

Algunos materiales dan más calor que otros. De hecho, la firmeza del colchón puede ser determinante para encontrar la temperatura perfecta para el descanso. Al dormir en un colchón firme, no nos hundimos y percibimos mejor el aire.

Desde Bilox ® te recomendamos nuestro colchón Cuore.

 

dormir-bien
Colchón transpirable Cuore

 

El colchón transpirable Cuore recomendado para dormir bien en invierno. Esta colchón está creado a partir de nuestro modelo Slaap, aplicando un topper en la cara inferior del colchón, para garantizar un confort duradero. Mantenemos la esencia de la carcasa XBI y ofrecemos un plus al buen descanso.

Esperamos que ahora que sabes cómo dormir bien durante el invierno, disfrutes de un sueño mucho más reparador. En ocasiones, no sabemos cómo pasar menos calor o cómo evitar el frío. Esperamos que estos consejos te hayan resultado útiles.

Si continuas navegando encontrarás toda la gama de colchón muelles ensacados (https://bilox.es/colchones/colchon-muelles-ensacados/), nuestros colchones recomendados para esta época del año.

 

Fuentes: