Sabemos la importancia que tiene elegir bien una buena almohada que se adapte a tus necesidades para que tengas un sueño profundo y reparador. Por eso vamos a aconsejarte qué modelo Terapeutex te conviene más según el colchón que tengas.

Antes de nada, ¿cuál es tu postura al dormir?

Si duermes de lado

Si tienes un colchón de firmeza suave tu cuerpo se adaptará a él. Es más recomendable que elijas la almohada viscoelástica Terapeutex Suave. Su núcleo diseñado con canales y microesferas potencia la circulación sanguínea y alivia la presión de tus cervicales.

Si tienes un colchón de firmeza media o media-alta, entonces el modelo Terapeutex Lavanda es el más indicado. Incorpora esencia de lavanda que es analgésica y antirreumática, actuando en tu sistema nervioso para relajarlo. Así podrás dormir como un bebé.

Si tu descanso lo haces en un colchón de firmeza alta, el modelo Terapeutex Carbono te ofrece la firmeza necesaria sin perder la comodidad. Es transpirable, aportando una adecuada ventilación y limitando la humedad.

– Si duermes boca arriba

Esta postura es la más indicada por todos los dermatólogos. En el caso de que duermas en esta posición, las recomendaciones son las mismas. Una almohada Terapeutex suave se adapta al peso de tu cuerpo, pero sin hundir tu cabeza. En un colchón de firmeza media o alta, lo más aconsejable es elegir la Terapeutex Lavanda. Así conseguirás una postura más alineada de tu columna.

– Dormir boca abajo

Te aconsejamos que, si descansas en esta posición, cambies de postura. Según múltiples estudios, te puede provocar problemas en las cervicales y dolores lumbares. Si aún así sigues queriendo dormir así, y tienes un colchón suave, el lugar adecuado para colocar la almohada sería bajo la pelvis. Así corregirás esta postura. En cambio, con un colchón medio o firme las recomendaciones serías las mismas que te hemos dado para las anteriores posturas.