La higiene postural y la ergonomía tienen como objetivo el bienestar corporal de las personas, es por esto que un colchón ergonómico es el producto perfecto para el apoyo a nuestro cuerpo.

 

Hoy en día, la generación de productos ergonómicos que se adapten a la anatomía personal son prácticamente pensados para la mayor parte de la población y para todo tipo de uso. Tanto de sillas como teclados, mochilas y colchones. Las empresas consideran que la ergonomía es una disciplina que se debe integrar al diseño de prácticamente todos los productos que forman parte de la vida diaria y en el sector del descanso esta tecnología no ha sido una excepción.

 

En los colchones por ejemplo, un producto que es último lugar en donde el cuerpo reposa alrededor de ocho horas diariamente, es muy importante la utilización de espumaciones de alta calidad. Un colchón ergonómico está diseñado para conservar la postura, evitar el dolor de espalda y favorecer la higiene postural. La estructura y consistencia de un colchón ergonómico es diferente para cada zona corporal, es decir que uno recto no se adapta correctamente al cuerpo.

 

El colchón es el soporte del cuerpo cuando nos tumbamos para descansar y dormir. Los tipos de colchones en el mercado son colchones de espuma, colchones viscoelásticos con relación calidad precio bastante buena. Por tanto, un buen colchón debería proporcionar apoyo a nuestro cuerpo, permitiendo que adopte posturas en las que los músculos estén relajados y  los tendones y ligamentos no estén excesivamente tensos.

 

Estructura del colchón ergonómico

 

A través de la ergonomía el diseño del colchón distribuyó de forma más equitativa los diferentes puntos de presión con lo que se amoldaron las curvaturas de la espalda en forma más eficiente, proporcionando un descanso más relajado, mayor reposo a la zona lumbar y a la zona cervical, el descanso es de mejor calidad y se previenen las lesiones de la espalda.

 

Por otra parte, las ventajas adicionales que proporciona el colchón ergonómico son la resistencia y elasticidad que conserva en la columna vertebral, además, favorece la alineación de la curvatura natural de la espalda así como, el hueco que permanece en la zona cervical, la zona dorsal, lumbar y sacro iliaca conservan sus posiciones ideales, libres de contracturas.

 

Como sabemos que la elección de un buen colchón ergonómico es muy importante para nuestra salud, os recomendamos el colchón Mavick de nuestra colección de colchones muelles ensacados.

 

El colchón ergonómico Mavick es un nuevo concepto de muelle ensacado recubierto por una capa de hr de 28 kg densidad. Alta durabilidad y confort a la hora de su descanso por su gran cantidad de viscoelástica en su cara de invierno y viscogel en su cara de verano.

 

Colchones Bilox Mavick MAVICK-EVO
COLCHÓN ERGONÓMICO MAVICK

 

La elección de un colchón es una de las decisiones más importantes, las personas de todo el mundo pasan la mayor parte del tiempo durmiendo, por lo tanto, es adecuado que el colchón, proporcione el soporte para el cuerpo y la espalda principalmente, los quiroprácticos recomiendan un colchón ergonómico para descansar, recuperar las fuerzas y que favorezca la postura correcta de la espalda.

Un colchón ergonómico promueve una buena postura para dormir, relaja los músculos y generalmente proporciona un sueño sano y saludable. Para combinar un colchón de este tipo, recomendamos una almohada viscoelástica, de espuma de alta densidad, ya que son las mejores del mercado y las más utilizadas para tener conservar una postura cómoda mientras dormimos.